rentabilidad-posicionamiento-seo

Con el advenimiento de la transmisión por caudales por  en vivo y el aumento de la influencia de personalidades de la como Rush Limbaugh, no se puede argumentar que la radio está muerta o que es un medio altamente ignorado. 

La radio todavía tiene una gran cantidad de poder e influencia. Es  de los pocos medios populares que tiene la capacidad de llegar a un gran público local de diversos orígenes y estados. Las pequeñas  que necesitan llegar a un gran público, pero que tienen un presupuesto limitado, encontrarán en la radio su mejor fuente de publicidad masiva rentable.

Crea un perfil de tu cliente, con adjetivos. Tómate el tiempo para observar tu base de clientes, no sólo al público objetivo, sino los que realmente hacen la compra. Por ejemplo, si bien es obvio que los hombres usan ropa masculina, son en su mayoría mujeres las que hacen la compra real.

Lleva tu perfil de cliente a varias estaciones de radio y preséntalo a sus vendedores. Ellos tendrán una investigación y probablemente sepan quién escucha sus estaciones, dónde se encuentran los oyentes y en qué momento los oyentes pueden ser alcanzados. Ellos serán capaces de mostrarte si y cómo su estación es una buena opción para llegar a tu audiencia.

Compra bastantes anuncios como para asegurarte de que tu nombre se escuche más de una vez. Según el veterano vendedor Kim Gordon, la repetición ayuda a reforzar tu mensaje. También puedes ser capaz de negociar un mejor precio por emisión, al comprar varios espacios.

Busca patrocinios para espectáculos o eventos de promoción que puedan ayudarte a atraer atención adicional. Muchas estaciones también ofrecen espacios premium para los patrocinadores, al igual que los espacios justo antes o después de los espectáculos o bloques musicales. De acuerdo a la investigación del grupo Radio Ad Lab, un lugar en el comienzo de un bloque recibe mayor recepción por parte de los oyentes.

Utiliza un servicio profesional para producir tu anuncio. Puedes ahorrar dinero haciéndolo tú mismo, pero si no haces un gran trabajo y no obtienes una respuesta, o tienes que contratar a un profesional para arreglarlo, al final te saldrá más caro.

Crea un anuncio divertido que sea simple, llame la atención y repita tu nombre varias veces, preferentemente al inicio del espacio. A menos que el producto no lo permita, el humor es una gran herramienta para llegar al oído de tu audiencia y para la continuidad. Si no puedes aplicar humor, sé único y limita la información a algunas ideas principales.